Fiestas Patronales

Del 1 al 16 de Diciembre

----------------------------------------

Equipo Pastoral
----------------------------------------

Movimiento de Encuentros Conyugales (MEC)
----------------------------------------

Pequeñas Comunidades
----------------------------------------

Pastoral Juvenil
----------------------------------------

Ministerio de Liturgia

----------------------------------------

Asociaciones
----------------------------------------

Pastoral Social

----------------------------------------

Asilo  de ancianos Jesús Nazareno
----------------------------------------

Ministerios
----------------------------------------

Lista de Sacerdotes desde 1883
----------------------------------------

 Síguenos


Escucha Radio Católica Reina de la Paz

Escucha Radio Católica Reina de la Paz

Requisitos para:

  El Sacramento del Bautismo
  Sacramento del Matrimonio
  Santa Misa de Quince Años
 
 

Temas principales

Alabanzas Católicas

Oraciones

Fondos de Pantalla Católicos

Nuestro Directorio
Videos Católicos
Semana Santa
Nuestros Colaboradores

  Link importantes

Diócesis de San Miguel

Radio Católica Reina de la Paz
   
   
   
 

Pequeñas Comunidades

 
Somos los que perseguimos un ideal, somos los que estamos llamados a ser: una agrupación estable, orgánica y fraternal de personas evangelizadas: centradas en Cristo y animadas por el Espíritu Santo. Se hacen responsables unos de otros: en amor mutuo y recíproco servicio, compartiendo, contando unos con otros y cuidándose mutuamente en todo, en EDIFICACIÓN espiritual y en fraterna SOLIDARIDAD social, dando testimonio corporativo de nuevos modelos de vida.
Es lo que necesita la Iglesia actual, como expresa Aparecida: “...Nuestros fieles buscan comunidades cristianas, en donde sean acogidos fraternalmente y se sientan valorados, visibles y eclesialmente incluidos. Es necesario que nuestros fieles se sientan realmente miembros de una comunidad eclesial y corresponsables en su desarrollo. Eso permitirá un mayor compromiso y entrega en y por la Iglesia.” DA 226b

Tanto en la vida, como en las reuniones formales, se debe vivir y compartir varios elementos importantes que no son otros sino las dimensiones de la vida misma de la Iglesia y de su misión:
En las tres dimensiones: profética, sacerdotal y real, y ésta última subdividida en comunional y social; lo cual nos da cuatro elementos básicos:

PALABRA + ORACIÓN + EDIFICACIÓN + SOLIDARIDAD

Palabra, Oración y Eucaristía es lo propio de una comunidad en cuanto cristiana. Edificación y Solidaridad son la esencia y la clave en cuanto que es comunidad.

Koinonia significa comunión, participación, solidaridad, comunidad, que se vive y se expresa por la edificación y la solidaridad.
De ahí que en las pequeñas comunidades se llevamos estos cuatro elementos:
- Oración de alabanza y de intercesión en el que participan todos de manera espontánea.
- Palabra de Dios estudiada juntos y profundizando en la Doctrina, en formación bíblica y catequética.
- Edificación por la que se alimenta la comunión, y nos ayudamos para el crecimiento espiritual.
- Solidaridad enfrentando las necesidades y problemas en la dimensión material y social, en esto hay muy bonitas experiencias.

Las pequeñas comunidades es una experiencia que se inspira en Hch. 2, 42-47. Y lo que nos dice Aparecida: Tener vida fraterna en común es un elemento esencial de una vida cristiana plena; no hay vida plena, ni humana ni cristiana, sin comunidad. (DA 278d). Ellas recogen la experiencia de las primeras comunidades, como están descritas en los Hechos de los Apóstoles (cf. Hch 2, 42-47). DA 178. Estos son el prototipo de la vida y de la misión de la Iglesia.
¿COMO SE CONFORMAN LAS PEQUEÑAS COMUNIDADES?
Después de vivir el Retito de NUEVA VIDA, que es eminentemente kerigmático, si aun no es parte de algún movimiento o grupo de la Parroquia, pasa a formar parte de una Pequeña Comunidad, de 10 a 14 miembros, quienes se reúnen un día a la semana, y una asamblea general con todas las Pequeñas comunidades al mes.
Esto se vive en las tres realidades, es decir en la Ciudad, Comunidades rurales y en las Islas, aunque en esta última, las Islas senos es más difícil, pues la mies es mucha y los obreros pocos.
Debido a que en la Parroquia tenemos la ESCUELA DE SAN ANDRÉS, todos los miembros de las Pequeñas Comunidades viven un retiro o curso en el año, esto nos permite que se mantenga y fortalezcan.
Tenemos seis años de la Escuela de San Andrés, los primeros ya vivieron cinco cursos, NUEVA VIDA, EMAUS, JUAN, JESÚS EN LOS CUATRO EVANGELIOS E HISTORIA DE LA SALVACIÓN. Y los que son del ministerio de Evangelización han vivido APOLO que es un curso para predicadores.

¿Cuál ES SU INSPIRACIÓN?

1. LA PALABRA DE DIOS.
Hch 2,42 Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones.
Hch 2,43 El temor se apoderaba de todos, pues los apóstoles realizaban muchos prodigios y señales.
Hch 2,44 Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común;
Hch 2,45 vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno.
 
  Hch 2,46 Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, partían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón.
Hch 2,47 Alababan a Dios y gozaban de la simpatía de todo el pueblo. El Señor agregaba cada día a la comunidad a los que se habían de salvar.
 
  Hch 4,32 La multitud de los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma. Nadie llamaba suyos a sus bienes, sino que todo era en común entre ellos.
Hch 4,33 Los apóstoles daban testimonio con gran poder de la resurrección del Señor Jesús. Y gozaban todos de gran simpatía.
 
  Hch 4,34 No había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían campos o casas los vendían, traían el importe de la venta,
Hch 4,35 y lo ponían a los pies de los apóstoles, y se repartía a cada uno según su necesidad.
Hch 4,36 José, llamado por los apóstoles Bernabé (que significa: «hijo de la exhortación»), levita y originario de Chipre,
Hch 4,37 tenía un campo; lo vendió, trajo el dinero y lo puso a los pies de los apóstoles.
 
  2. EL DOCUMENTO DE APARECIDA  
  “La vocación al discipulado misionero es con-vocación a la comunión en su Iglesia. No hay discipulado sin comunión... una dimensión constitutiva del acontecimiento cristiano es la pertenencia a una comunidad concreta, en la que podamos vivir una experiencia permanente de discipulado y de comunión...” DA 156
La vida en comunidad es esencial a la vocación cristiana. El discipulado y la misión siempre suponen la pertenencia a una comunidad. Dios no quiso salvarnos aisladamente, sino formando un Pueblo. Este es un aspecto que distingue la vivencia de la vocación cristiana de un simple sentimiento religioso individual. Por eso, la experiencia de fe siempre se vive en una Iglesia Particular. DA 164
 
  “Si se quieren pequeñas comunidades vivas y dinámicas, es necesario suscitar en ellas una espiritualidad sólida, basada en la Palabra de Dios, que las mantenga en plena comunión de vida e ideales con la Iglesia local y, en particular, con la comunidad parroquial. Así la parroquia, por otra parte, como desde hace años nos lo hemos propuesto en América Latina, llegará a ser «comunidad de comunidades».” DA 309  
  “La renovación de las parroquias...exige reformular sus estructuras, para que sea una red de comunidades y grupos, capaces de articularse logrando que sus miembros se sientan y sean realmente discípulos y misioneros de Jesucristo en comunión... Toda parroquia está llamada a ser el espacio donde se recibe y acoge la Palabra, se celebra y se expresa en la adoración del Cuerpo de Cristo, y, así, es la fuente dinámica del discipulado misionero. Su propia renovación exige que se deje iluminar siempre de nuevo por la Palabra viva y eficaz.” DA 172  
 

Teniendo en cuenta las dimensiones de nuestras parroquias, es aconsejable la sectorización en unidades territoriales más pequeñas, con equipos propios de animación y coordinación que permitan una mayor proximidad a las personas y grupos que viven en el territorio. DA 372

 
 
 
 

Calle principal #101-1, frente al parque barrio el centro, La Unión, El Salvador.

 
 

TEL.:2604-1818   Oficina: 2604-4016